Templo de San Francisco

Turismo - Iglesias y Templos

Templo de San Francisco

Jul 01, 2011
18131 visitas

Joya barroca potosina, es uno de los más importantes de la ciudad, tanto artística como históricamente, ya que los franciscanos formaron la avanzada de la cristianización y civilización da toda la entidad, que abarcó parte de los actuales estados de San Luis Potosí, Zacatecas, Jalisco, Durango, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas. Hacia 1588 fundaron la casa y ermita donde hoy está la Universidad, pero después se mudaron a este lugar, para levantar aquí su convento e iglesia en 1591, la construcción definitiva comprendió de 1689 a 1692, la torre se concluyó en 1709 y fue renovada en 1779, la portada principal se terminó en 1711-1712, y le torre chica en 1762. Dicho templo sirvió de modelo para la mayoría de los que tuvo la provincia, en especial su portada, que el historiador Rafael Morales Bocardo califica como gran hazaña del barroco novohispano.

La fachada es de estilo barroco de cantera tiene en el primer cuerpo dos pares de columnas de orden dórico a cada lado y dos nichos: en el de la izquierda, San Buenaventura, y en el de la derecha, San Antonio; en el segundo cuerpo hay cuatro columnas salomónicas y en el nicho, San Francisco.

En el interior del templo, se encuentra bajo la cúpula, un hermoso candil en forma de barco, formado con finos prismas que, forma par con el del Santuario de Guadalupe. Este fue restaurado en 1940-50, se quitaron los altares laterales, neoclásicos. Abriéndose en su lugar los nichos que hoy se ven con marcos dorados. Adornan el interior, muy buenas y muchas pinturas entre las que destacan las de Pedro López Caldera, Miguel Cabrera y principalmente de Antonio Torres.

La sacristía se considera la mejor que existo en la ciudad. Forma una unidad perfecta, a la que adornan la arquitectura, la escultura y la pintura. La sacristía abraza al altar Mayor de forma semi-exagonal, la primorosa portada que comunica con la Sala de Profundis a la sacristía, de cuyo lado interior forma parte el capialzado con el relieve de la impresión de las llagas de San Francisco. En preciosa, rica y equilibrada composición, el anónimo artista reconstruyó un pasaje de la deliciosa obra l Fioretti Di San Francesco. Cada cosa tiene un sentido: el Santo, semi-recostado; fray Leone lavándole las llagas; el Cordero: el manantial de las Aguas Vivas; Cristo en le cruz, que se retira y el dorado y los colores dan más vida al conjunto. Dos ángeles, en el muro, descorren el cortinaje que enmarca el relieve.

El convento franciscano se destruyó al abrirse la calle de Galeana. Al remodelarse, la estatua de Vicente Guerrero se trasladó al lado norte, en su lugar quedó la fuente, obra de Arias, escultor potosino.

Dirección: Av. Universidad #180, Centro Histórico, C.P. 78000, San Luis Potosí, S.L.P., México.
Información: Secretaría de Turismo
Fotografía: CiudadSanLuis.com